lunes, 10 de octubre de 2011

125. ¿DE QUÉ OS QUEJÁIS?

Cuando a un artista del mundo de la canción se le pregunta qué es para él la música, es común que responda "una necesidad". Sin embargo, cuando a un cantante se le pregunta qué piensa de la piratería, suele estar en contra.

Analicemos esto: ¿Cómo puedo acceder yo a la música si para mí también es una necesidad y no tengo dinero suficiente para comprarme todos los discos que me gustaría? Aquí es cuando aparecen la hipocresía y las contradicciones.

Un artista (un gran artista) disfruta con el arte, disfruta sabiendo que hay un grupo de personas que disfruta con su arte. En consecuencia, disfruta más cuando ese grupo de personas es mayor... y eso es lo que se consigue con la piratería: que la música llegue a más gente.

Tengo miles de canciones en mis discos duros (descargadas casi todas ellas), pongamos que son unas 5000. Ahora dividamos esas canciones en discos, que suelen tener unas 12 canciones; me salen 416 discos. Un disco suele costar alrededor de 15 euros, ¿no? Saquemos la cuenta: 6240 euros.

Soy incapaz de deshacerme de cualquiera de estas canciones, pues casi todas ellas tienen un significado para mí; pero, obviamente, también soy incapaz de gastar miles de euros comprando música.

Si no tuviese Internet, como hace diez años, me compraría un par de discos al año y me perdería los otros 414 discos. ¿Es eso justo? ¿De verdad las personas que no somos multimillonarias merecemos vivir sin música? Evidentemente, no.

Luego vienen los señores y las señoras que hablan de la legalidad, de la ética. Artistas y políticos califican de ilegal e inmoral el descargar música gratuita; desde mi punto de vista, lo legal es lo que ellos deciden y lo inmoral es lo que ellos pretenden: limitar el arte sólo para los ricos.

Por supuesto, también están los cantantes catetos (haberlos haylos) que no saben de dónde sale el dinero que ingresan en sus cuentas corrientes. Me explico: el escritor de un libro tiene que conformarse con vender sus libros y poco más; pero los cantantes tienen la gran suerte de vender sus discos, ser imagen de una u otra empresa o firma, hacer giras con decenas de conciertos... y de todo eso sacan dinero.

Centrándome en los cantantes, hace unos meses estuve en un concierto, en un recinto relativamente pequeño, al que acudieron unas 2200 personas. El precio de las entradas era 18 euros de media. Calculemos el total: 39600 euros ganaron... en una noche; mejor dicho, en dos horas.

¿Sabéis por qué fui yo al concierto? Porque me descargué el disco y me gustaron las canciones. Si no me hubiese descargado el disco, no me lo hubiese comprado (estamos en crisis, señores), no lo hubiese escuchado y no hubiese ido al concierto.

Es más: cuando una persona obtiene un disco y le gusta, no sólo lo escucha ella, sino que lo recomienda y lo escuchan sus padres, sus hermanos, sus primos, su pareja, sus amigos... Pongamos que un disco (15 euros) lo escuchan 10 personas; pero pongamos que a 5 de esas personas les ha gustado lo suficiente como para disfrutar del artista en un concierto... tendrán que pagar cinco entradas (90 euros).

Seguramente, sin la obtención de ese disco (muy probablemente descargado), ninguna de esas cinco personas se hubiese molestado en comprarse el disco e ir al concierto.

Reflexionemos pues: ¿No deberían los artistas dar gracias a la difusión que ofrece Internet? ¿No les compensa (económica y personalmente) que sus obras musicales lleguen a más gente, aunque sea gratis?, si al final se forran haciendo conciertos...

Ahora bien, si hay cantantes que son vagos (también los hay) y lo único que quieren es sacar un disco, hacer cuatro o cinco conciertos al año, llevárselo calentito y vivir de eso un par de años hasta que vuelvan a sacar otro álbum... entonces normal que se quejen; pero se quejan injustamente.

COMENTARIOS
1. Miércoles. Jeje exacto, hay que tener valor precisamente para no perder lo que queremos :) ¡Gracias, besos!
2. Dana. Pues yo creo que el miedo se saca de una misma, de las ganas de superarse :) ¡Un beso, gracias!
3. Nubedealgodón. Es preciosa la canción :) Es normal tener miedo, pero hay que mirar más allá, ¡muchas gracias!
4. Joy. Gracias, es un buen punto de vista. El miedo nos hace sentir incapaces... pero tenemos que intentar conseguir lo que queremos para darnos cuenta de que somos más fuertes :)

Canción: Ni estabas ni estarás
De: Nach

5 comentarios:

  1. qué bien explicado!! :)
    muy feliz y buena semana :)

    ResponderEliminar
  2. Sólo puedo decir: ¡cuánta razón! Yo nunca lo hubiese explicado mejor. Yo no trabajo, y no tengo dinero propio y está claro que mis padres no me darían ni un céntimo para que un artista millonario se forrase un poco más mientras aquí sudamos la gota gorda trabajando como hormigas. Sin internet, la única música que escucharía serían los anuncios de la tele y da gracias.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  3. Por fin le he sacado un huequito a la tarde para pasarme a tomar café por aquí. Un saludo!!

    ResponderEliminar